As Seen On Tv Reviews

 

 



COMENTARIOS SOBRE EL VIDEOJUEGO THE FORCE UNLEASHED
Colaboracion especial de Darth LeBeau, de
Game Chamber.Net

The Force Unleashed fue concebido originalmente como una tercera entrega de la saga Knights of the Old Republic, pero fue el mismo Lucas quien apuntó en dirección a la brecha entre los episodios III y IV. Este período de tiempo había sido celosamente reservado para futuros proyectos como la series de televisión con actores reales.

Como jugadores personificaremos a “Starkiller”,  el aprendiz  secreto de Darth Vader, cuya única motivación en la vida es probarse ante su maestro para así cumplir el objetivo que le ha sido impuesto, asesinar al Emperador.

Cada nueva prueba que el aprendiz deberá enfrentar estará directamente ligada a la agenda personal de Vader, quien se encuentra en pleno ejercicio de la “Orden 66”. Cazar Jedis fugitivos y enfrentarse a la creciente rebelión serán asignaciones comunes para nuestro protagonista. Pero como la sola existencia del aprendiz, representa una amenaza para el Emperador, el joven Sith no podrá dejar testigos de sus operaciones, eso incluye a los incautos stormtroopers.



Durante sus misiones encubiertas, Starkiller no estará solo. Juno Eclipse, una joven pero experimentada piloto imperial será la encargada de transportarlo a cualquier lugar de la galaxia, tal cual lo hiciera Jan Ors con Kyle Katarn. Y finalmente está Proxy, un androide diseñado para el entrenamiento de esgrima capaz de soportar ser atravesado con un sable de luz.

Muchos dirán, “...otra vez un androide de protocolo para cubrir la parte cómica de la historia...”. Pero sin duda he aquí una de las joyas de la trama. Proxy no es ridículamente cómico como C3-PO ni tampoco es tan cínicamente violento como HK-47 de la saga Knights of the Old Republic (que también era cómico a su manera). Lo que hace a Proxy tan original, es que su misión principal es asesinar a Starkiller haciéndose pasar por algún Jedi, mediante el uso de su particular proyector holográfico. Starkiller es totalmente conciente de la misión de Proxy, lo que hace aún más interesante su relación con la máquina que viene a ser lo más cercano que tiene a un amigo. El cual siempre se alivia al ver a su amo volver vivo de una misión, para poder asesinarlo el mismo.

Y como si esto fuera poco, donde la historia realmente se luce es en la relación que Darth Vader mantiene con su sufrido aprendiz. The Force Unleashed nos devuelve a ese despiadado villano que supimos conocer en la trilogía clásica, digno de las peores bajezas, eliminando esa imagen débil y caprichosa en la que la nueva trilogía sumió a Anakin Skywalker. Es verdad, hay algunas cosas que, dependiendo de las versiones que se jueguen, pueden pasar desapercibidas o no muy bien explicadas, pero en general, la trama supera ampliamente a las precuelas  (¡George, empezá a delegar!).



Este nuevo episodio de la saga Star Wars está disponible en casi cualquier plataforma fichinera. Haciendo mucho énfasis en el CASI, ya que de entrada los usuarios de PC fueron dejados de lado. Sin lugar a dudas, las versiones para Playstation 3 y Xbox 360 son las más beneficiadas en lo que a poder tecnológico se refiere (la combinación de Havok/Euphoria/DMM sólo está disponible en estos sistemas), pero también son las que mayor cantidad de bugs y falta de terminación exponen. 

Acá es cuando el fan de Star Wars dentro mío, entra en la cueva de Dagobah para enfrentarse con su otro yo, el gamer. Algunos perdonarán que a pesar de la incorporación de la promocionada tecnología de simulación física haya algunos objetos inmunes a nuestras acciones en el medio de nuestro paso, sobre todo en Kashyyk y en Felucia.  Pero lo que realmente es imperdonable, es la cantidad de situaciones en las cuales uno puede terminar trabado entre objetos y terrenos, pataleando con los pies en el aire. Basta con ver la secuencia en la que hundimos al bull-rancor en el suelo. ¿Cómo puede ser que el piso se hunda antes de que el boss impacte la superficie? Fea la actitud...

Este no es el único aspecto que fue pasado por alto en el control de calidad. Es cierto que el engine Havok no se aprecia demasiado cuando el juego nos permite andar revoleando monigotes a los cuatro vientos sin tener que acercarnos demasiado, pero, si uno prefiere andar haciendo abuso de los poderes de la Fuerza, más allá del entusiasmo inicial, es por que no se entiende por qué será que algunos troopers aguantan más de dos sablazos.
Tampoco hay mucha explicación sobre por que otros troopers resisten los poderes como el empuje o los rayos. Al fin y al cabo, a medida que se avanza en el juego, “mejorando” los poderes, se termina haciendo menos daño. Y ni hablar de aquellas situaciones en las cuales los enemigos permanecen freezados, mirando la nada, esperando nuestro remate.
Los controles son bastante fáciles de aprender, sin embargo dominar la técnica del agarre puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza cuando nos encontramos en un lugar repleto de objetos interactivos sin lograr levantar aquel que realmente nos interesa. Esto se complica aún más cuando la cámara decide ir para cualquier lado, mientras estamos en espacios cerrados y rodeados de enemigos.



Pero tampoco es que me esté ensañando con el juego. Sería necio no reconocer que la dirección de arte es simplemente brillante. La ambientación de las seis locaciones que visitamos en el juego es soberbia. Respeta de manera fiel ese look gastado y sucio que hizo tan particular a Star Wars de entre otras producciones de ciencia ficción.

Las voces de los personajes tampoco se quedan atrás. Detrás del Force Unleashed se puede apreciar claramente un gran trabajo actoral por parte de aquellos que le ponen emoción a los protagonistas de esta historia. Más allá de la obvia participación de Jimmy Smitts reencarnando a Bail Organa, me sorprendió particularmente la fidelidad con la que Sam Witwer le dio vida al Emperador, además de claro está, personificar a Starkiller. El soundtrack nos deleita con las piezas clásicas de John Williams junto con otras compuestas exclusivamente para el juego. Tal y como pasara con Shadows of the Empire. Una joyita.



Por otro lado, debido a que durante los últimos años LucasArts sufrió una fuerte reestructuración y al momento de empezar con el juego contaba  con un equipo joven y algo inexperto, la compañía no podía encarar sola un proyecto multiplataforma de semejantes proporciones. Por lo tanto, decidieron confiar en la gente de Krome Studios (The Legend of Spyro) para el desarrollo de las versiones de Nintendo Wii, PS2 y PSP.

Cabe destacar que The Force Unleashed no había sido anunciado originalmente para la consola de Nintendo, y que luego de que la misma se posicionara como líder del mercado, sumado a la presión de los fans, al por aquel entonces Presidente de LucasArts Jim Ward, no le quedó otra que adoptar a la revolucionaria consola nipona.

Las versiones creadas por Krome Studios siguen de manera fiel la trama argumental propuesta en las consolas más potentes,  pero a su vez incluyen contenidos exclusivos como niveles extras que enriquecen la historia y modos de juegos complementarios. Por su parte, la versión de PSP cuenta con el modo Historic Battles, donde podemos revivir duelos clásicos de los seis filmes personificando a sus protagonistas.

La edición para Wii es sin duda la versión más interesante de las creadas por Krome. Incluso si tenemos en cuenta que sufre de menos “Bugs” que las versiones de LucasArts, pero que los hay, los hay.



La diferencia elemental de esta versión son los controles de movimiento. Más allá que el reconocimiento del wiimote no recrea en 1:1 lo que significaría blandir un sable, el equipo de desarrollo se las arregló para que el atacar con el wiimote, como si fuera el arma Jedi y ejecutar poderes de la fuerza con el nunchuk, sea una experiencia sin paralelo.
Los combos son realmente intuitivos de aplicar y para nada complicados. De hecho, la cantidad de objetos en pantalla que se pueden arrojar no tiene nada que envidiarle a las versiones “next-gen”.

Si bien la versión para Wii era una de las más esperadas por el público en general, y a pesar de las constantes afirmaciones de la gente de Krome Studios de que su engine propio logra que The Force Unleashed se destaque gráficamente por sobre otros juegos para la consola de Nintendo, no nos engañemos. No deja de ser un port de PS2, lo cual termina siendo su  verdadero talón de Aquiles.

Los gráficos simplemente apestan. Hay algunas texturas y efectos de iluminación que en la PS2 no podrían exhibirse, pero lamentablemente no tienen nada que hacer al lado otros títulos disponibles en la consola del amigo Mario.

Es una lástima que algunos problemas presentes en las “next-gen” también persistan en los títulos de Krome. El diseño de niveles es muy lineal y rara vez da lugar a la exploración. No esperen encontrar pasadizos secretos ni puzzles de escenarios elaborados como en las aventuras de Kyle Katarn. Las repetitivas secuencias “quick-time-events” también realizan su aburrida aparición cada vez que enfrentamos a un boss.  De hecho, provocan incluso que el vencer a los jefes finales no necesite ningún tipo de técnica o táctica a descubrir. Una pena.

Por suerte, y con el fin de brindarle a la versión Wii un poco de rejugabilidad, la gente de Krome incluyó un modo “duelo” para batirnos con otro amigo personificando a los personajes del juego más algunos otros conocidos de los filmes y el universo expandido. Es realmente raro que un modo así no haya sido parte de las versiones de PS3 y Xbox 360.



Para no dejar de lado a la Nintendo DS, LucasArts decidió licenciar TFU a la gente de N-Space,  responsables del Call of Duty 4 para la misma consola. Desgraciadamente, la versión DS está a la par de otros juegos de Star Wars para las portátiles de Nintendo, lo que rara vez significa un halago. Muchos de los Bugs de las otras consolas también nos persiguen en la DS pero, sin duda, la cámara y los enemigos freezados son de lo más molesto.

Debo confesar que inicialmente sentí mucho escepticismo sobre el por qué del personaje principal, ese deseo infantil de jugar con Vader o con un aprendiz “sacado de la galera” no me cerraba. El concepto de la fuerza amplificada, rebalsada, desatada me chocaba.  Está bien la idea para un show orientado al público infantil transmitido por Cartoon Network, pero estamos hablando del primer juego para una nueva generación de consolas. De refundar los juegos de Star Wars y devolverle la gloria que supo tener gracias a la saga X-Wing, Jedi Knight y más recientemente KOTOR.  

Cuando se trata de juegos de Star Wars, los fans de la saga como de los juegos siempre utilizan un alto standard para medir cada producto. Este standard se elevó aún más con toda la difusión previa al lanzamiento. Hasta el mismo Lucas afirmó que The Force Unleashed es un nuevo episodio totalmente canónico dentro de la saga.  Los guionistas y artistas gráficos de LucasArts parecen haber entendido lo que eso significaba, los desarrolladores no.  El resultado es un juego con muchas fallas y desprolijidad en su terminación, pero con una historia atrapante digna de se disfrutada por fans de la saga y no tan fans.

Mas info en STAR WARS GAME CHAMBER.NET  tambien visita: Renegados de la Fuerza

**Gracias a Darth LeBeau por compartir con SWCCMTY este grenial review!!!

 

Menú

     
    Escanea o click para
    instalar aplicacion


    I N I C I A T I V A

    Star Wars y todos los nombres, marcas asociadas, caracteres y logos son propiedad de Lucasfilm Ltd, el Collectors Club Mty solo apoya y disfruta de su hobbie favorito con el debido respeto que se merece la marca. Todo el contenido original, fotografias y escritos son propiedad intelectual de Star Wars Collectors Club Monterrey. Este sitio es solo una plataforma informativa y de expresion, no tiene nada que ver con Lucasfilm, 20th Century Fox, solo es con fines de entretenimiento e informacion y celebra Star Wars en todas las formas posibles.
    © 2017 Star Wars Collectors Club Monterrey sitio Oficial

    237415